¿Por qué confiar la gestión de su propiedad a una agencia?

Para quien vive en un apartamento, la gestión del edificio encarna, sin duda, un aspecto importante de la vida colectiva de los copropietarios. De hecho, éstos, que están representados por un síndico, se organizan en asambleas generales para gobernar bien su edificio. Pero también puede recurrir a una agencia inmobiliaria que se encargue de todos los aspectos económicos, administrativos y sociales del establecimiento en cuestión. De este modo, se pueden evitar disputas y posibles inconvenientes relacionados con una gestión aproximada o incontrolada.

Gestión del edificio por un administrador de la propiedad

El mercado de la vivienda, que genera un volumen de negocio fenomenal, representa una inmensa jungla en la que sólo los profesionales avezados pueden aventurarse sin trampas. Si el propietario tiene suficiente dinero para gestionar su proyecto inmobiliario, puede ponerse en contacto con una agencia inmobiliaria que le dirigirá a un experto que, en este caso, es un administrador de fincas. Esta solución, tan cómoda como práctica, permite al cliente ahorrar tiempo y dinero, siempre que el profesional sea riguroso y tenga experiencia. Además, el administrador de la propiedad se encarga de la gestión diaria del inmueble enviando avisos de vencimiento, ocupándose de los alquileres y los gastos y también de controlar el mantenimiento y la renovación del lugar. Es lo que se conoce en el gremio como gestión de «cinturón y tirantes» u optar por un administrador de copropiedad.

¿Qué es un síndico de copropiedad?

En la actualidad, muchos propietarios optan por la opción de la «agencia inmobiliaria» para la gestión de sus propiedades. Para gestionar una copropiedad, también se puede recurrir al síndico copropietario que no es otra cosa que una persona física o moral cuya responsabilidad es la gestión óptima del edificio al estar apoyado por el consejo sindical. Para ejercer la profesión de síndico, es necesario tener una tarjeta profesional o tarjeta G. Este síndico debe justificar cualidades inherentes a sus funciones como el sentido de la organización, la diplomacia, la paciencia, la escucha y la firmeza entre otras. Los sindicatos de copropietarios son los principales competidores de las agencias inmobiliarias, ya sea en la vida real o en Internet. Los copropietarios, para la buena gestión de su edificio, se reúnen en asambleas generales o AG. La copropiedad sindical tiene como misiones, la contratación y la licencia del personal del edificio, el cobro de las cargas y el recurso en la justicia, si es necesario.

La gestión de la copropiedad

Si, por ejemplo, hay una fuga en el hueco de la escalera o un incidente en el aparcamiento del edificio, ¿qué debe hacer? Recurrir a los servicios del síndico, ya sea voluntario o remunerado. La copropiedad sindical, compuesta por la asamblea general de los copropietarios, se encarga de velar por la comodidad de los inquilinos y el respeto de las normas internas del edificio, en particular el mantenimiento, el respeto entre vecinos, las reclamaciones y otros gastos. Periódicamente se elabora un informe anual que regula la buena administración de los distintos pisos y que permite subsanar las dificultades que encuentran los ocupantes. Puede, además, constituirse un consejo sindical que tenga así por responsabilidad, para asistir al síndico especialmente en la gestión. El síndico y el consejo sindical trabajan juntos, incluso si el consejo sindical se limita a una actividad de control. En cualquier caso, las acciones son planificadas por las asambleas generales anuales o extraordinarias para tomar las mejores decisiones relativas a la calidad de vida de los inquilinos y la gestión del edificio. La copropiedad está bajo el control directo de la Unión Nacional de Propietarios o UNPI, que se ocupa principalmente de la gestión de la copropiedad.

¿Por qué elegir la gestión del edificio por una agencia?

Aunque muchos propietarios de edificios prefieren gestionar su propiedad sin recurrir a un tercero, es muy recomendable utilizar los servicios de una agencia inmobiliaria. Gestionar un edificio es una gran inversión que requiere mucha energía. Por ello, la agencia aporta al propietario un importante ahorro de tiempo. Generalmente, la agencia inmobiliaria propone un contrato de gestión de alquileres haciéndose cargo de todos los condicionantes relacionados con la administración de los lugares en cuestión. La tasa asciende hasta el 8% del alquiler, lo que puede parecer relativamente caro, pero merece la pena por el tiempo que se ahorra y las soluciones más adecuadas que se aplican. La agencia inmobiliaria, especializada en la inversión en alquileres, se encarga de los aspectos legales, financieros, administrativos y otros propios del inmueble. Esto permite al responsable del edificio ocuparse de sus actividades sin preocuparse de esta pesada responsabilidad de alquiler ni de los litigios relacionados. Por su profesionalidad, la agencia inmobiliaria es la solución ideal para la gestión de su edificio.