«¡Sky mi jefe! » o el inglés de negocios sin el dolor…

Los franceses no son conocidos por su dominio de las lenguas extranjeras. En el ámbito empresarial, esta desventaja explica sin duda, entre otras razones, los malos resultados de nuestras empresas en materia de exportación. Un estudio realizado en 2012 por la Unidad de Inteligencia de The Economist parece confirmarlo, al concluir que casi la mitad de ellos han fracasado por malentendidos, tanto culturales como lingüísticos.

Esta situación es confirmada por la revista Challenges en septiembre de 2013, según la cual el 46,8% de los ejecutivos se consideraría con un nivel principiante o intermedio de inglés, mientras que el 48,4% se sentiría incómodo al hablar en el idioma y casi otros tantos al escribir una carta o un correo electrónico.

Parece que hay una mejora entre las generaciones más jóvenes, pero aún queda mucho por avanzar, a juzgar por el nivel de cierto número de estudiantes de máster a los que doy cursos (de gestión intercultural), precisamente, en inglés…

En este contexto, el último libro de Jean-Loup Chiflet, ¡Sky my boss! (Chiflet et Cie, 137 páginas, 12,95 euros) llega en el momento oportuno. Esta vez, el libro utiliza el mismo método de edutainment para el mundo de los negocios que estuvo detrás del éxito de un libro anterior dedicado a situaciones cotidianas (¡Sky my husband!). El principio, ya presente en el título, es sencillo: elegir una expresión típicamente francesa, traducirla literalmente al inglés (entonces se convierte en algo cómico y sin sentido) y luego restablecer la expresión correcta equivalente utilizada al otro lado del Canal. Así, la frase «J’ai eu un rendez-vous avec une grosse légume» se convierte literalmente en «Tenía una cita con una gran verdura», cuya traducción correcta sería «Tenía una cita con un VIP». «

Naturalmente, el autor (ahora John-Wolf Whistle, como debe ser) trata su tema tanto en tema como en versión, por lo que la segunda parte del libro ofrece expresiones puramente inglesas traducidas palabra por palabra antes de dar su correspondencia exacta en francés: «I’d like to introduce Peter Smith to you» se convertirá en «J’aimerais vous introduire Peter Smith» (o incluso Pierre Forgeron…), y luego «J’aimerais vous présenter Peter Smith».

Dividido en diez capítulos temáticos (entrevistas de trabajo, correspondencia y llamadas telefónicas, reuniones, etc.), ¡Sky my boss! no sólo es una lectura entretenida, sino que ayudará a los ejecutivos internacionales a utilizar expresiones comunes que son menos frecuentes en los libros de texto clásicos, a menudo demasiado académicos, que en las conversaciones cotidianas.